19 nov. 2009

"Elvis Hero" (o "El Vishero")

Hoy vi a uno de los hombres mas visheros y grasas del universo, demasiado incómodo de ver. Paso a explicar primero la vestimenta.
Camisa con un solo botón prendido, el de más abajo, que dejaba ver un rosario enorme de madera de más o menos 3 o 4 pesos si te cagan y más pelos en el pecho que Austin Powers, como si se hubiera tirado de palomita contra la bañadera después de una ducha de Chewbacca. Pantalón largo arremangado, haciendo notar sus mocasines sin medias. Del cinto colgaban dos celulares iguales, en dos fundas iguales. Ya había quedado pelado, aún así se tapaba la tercer rodilla con algunos pelos de los costados que los tenía suficientemente largos, dos o tres, no más que eso. Culminando el look con unos dientes tan amarillos que si los seguías terminabas en Oz.
Pero lastimosamente, no me limité solo a verlo y listo, nah, tuve la desgracia de tener mi mesa al lado en el evento de ayer. ¿Vieron esa gente que no puede hablar sin gritar? Este loco estoy seguro que fue el sensei de todos ellos. La ronda de gente con él hablaba y de repente, dolor de tímpano, el tipo subrayaba alguna idea. Si solo gritara, dentro de todo, tal vez era aguantable, pero tenía una voz que hacía que la Nana Fine congestionada cantando un tema de Miranda mientras vos estás intentando dormir al lado del parlante sea una experiencia maravillosa. Y dicho sea de paso, hablaba en un dialecto que ni los correntinos más cerrados podíamos entender.
Imagínense un chico de 14 años gangoso cambiando la voz criado por monos aulladores (carayás) cantando "O Sole Mio" con el micrófono acoplando. Eso era más o menos lo que me tenía que bancar cada vez que al tipo se le ocurría meter un bocado en la conversación.
Y la perla, en un momento el tipo se paró, y empezó a moverse pélvicamente a lo Elvis al grito de "UhUhUh" con menos gracia que un cascote. No sé por qué lo hizo, pero tengo que decir que no hubiera puesto cara de sorpresa mayor ni aunque repentinamente con un estruendoso rayo se hubieran abierto los cielos y hubiera aparecido Aquaman en monopatín con campera de cuero escuchando Judas Priest al caño.
Aunque hay que admitirlo, hay que tener huevos para ir en contra de absolutamente todo lo que conocemos como "buen gusto" y que te importe menos que el futuro de las Electrostars en la música. Bueno, "música".

4 comentarios:

MAriano dijo...

Me deslumbra la forma en que comparás las cosas son una seguidilla de acontecimientos altamente improbalbles. Aunque por lo que yo se, aquaman es bastante metalero, es incluso mas metalero que el hombre de ojalata subido en una Harley, con botas de cuero, remera negra, jeans, haciendo cuernitos con las manos y moviendo la cabeza de atras hacia adelante.

¿Me explico?

La sabiduría de Pato dijo...

Jaja te explicás claramente, he ahí la razón de estas comparaciones.

Yeah!

Yoni Bigud dijo...

Hay gente que está más allá del bien y del mal. No porque sean consagrados o hayan logrado aunque sea una medalla de cobre en el club de almaceneros unidos, sino porque... bueno... POR ESTO QUE USTÉ EXPLICA.

Un groso.

Un saludo.

La sabiduría de Pato dijo...

De una yoni, yo tenía la idea que sólo gente muy antigua en esta tierra podría estar tan alejada de los conceptos del bien y el mal, pero al parecer no, hay gente que se puede adjudicar eso mismo, sin problemas.

Saludos!