4 mar. 2010

Situaciones incómodas en la calle

1_ Venís caminando de lo más tranquilo por la calle cuando de repente levantás la mirada y ves a alguien conocido. Inmediatamente todo se transforma en una cuestión de timing, no podés saludarlo desde muy lejos porque después no sabés como remarla durante todos los metros que faltan caminar viéndose el uno al otro, así que... ¿Qué decidís? Efectivamente, hacerte el pelotudo olímpicamente. Mirás para el costado, para abajo, el celular, el cielo, otra gente, y cuando estás a una distancia prudente, lo mirás con cara de sorpresa, levantás la mano o movés la cabeza al ritmo de un "hey ¿cómo andás?" y seguís caminando con la tranquilidad de la misión cumplida. Y para los que se están preguntando todavía, sí, los dos hacen exactamente lo mismo.

2_ Venís en el auto muy suave cuando el semáforo da rojo. En eso mirás para el costado y ves que en el otro auto hay un conocido. Lo saludás buena onda y ahí la tenés, situación incómoda. El semáforo sigue en rojo, ya terminó la charla casual y no da para una charla más larga porque tampoco que es tu mejor amigo, es un conocido, listo. ¿Qué hacés entonces en esta situación? Claaaro, bien adivinado, te hacés el pelotudo animalmente. Mirás el semáforo, al otro costado, hacia adelante, ves qué onda la radio, la cambiás, volvés de nuevo a donde estaba, chequeas el cambio, y a menos que el semáforo tarde más que Silvia Suller resolviendo una ecuación diferencial, la zafaste como un campeón.

3_ Cada uno camina a una velocidad diferente, uno mismo camina a diferentes velocidades dependiendo de si estás cansado, si te aprieta el zapato, si te persigue un koala rabioso y mil millones de factores. Pero llega un momento en el que el destino decide hacerte una joda. Se ve que hay días que el destino se levanta en formato huevón y decide romperle las pelotas a la gente, como todas las veces que llegás a la parada y el bondi se está yendo. Entonces, por esas boludeces del destino te encontrás con alguien que camina a exactamente la misma velocidad que vos, o con una diferencia mínima, mínima como la remera de pulgarcito después de que la mandó a lavar a los chinos. Ahí vas entonces, con un extraño caminando a la par, durante cuadras y cuadras hasta que alguno se decide a cambiar su rumbo. ¿Lo tenés que saludar? ¿Tenés que mirarlo con una sonrisa formal? No, te hacés el pelotudo. Claramente también podés caminar o más rápido o más lento pero ¿te gustaría hacerlo enojar al destino? Guarda eh.

4_ También a veces te encontrás con algún conocido en algún lugar medio estático, o sea, no la situación 1, sino que tenés que, aparte de mover la cabeza, hacer un par de preguntas de rutina como diciendo "tu vida me es realmente indiferente pero soy lo suficientemente educado como para hacerme el que me importa un poquitito más que el largo del pelo de los osos en Alaska, o mirarle el culo a la cajera del kiosco, depende de la persona (algunos agraciados hacen las dos cosas al mismo tiempo)". Después del "bien, todo bien che" y del "a ver cuando nos juntamos, eh", procedés a seguir tu vida pero... ajam, efectivamente, va para el mismo lado que vos. A esta situación sí la remás como podés, retomando la charla sobre cosas sin sentido e intentando caminar más rápido, esperando por ese desvío salvador. O te hacés el apurado, salís rajando y fue.

Las dos primeras creo que ya las había posteado en algún lado, no las encontré como para linkearlas así que ya fue, nada mejor que una buena remake.

24 feb. 2010

Sobre las personas cortas

A mí hay muchas cosas que me molestan, pero pocas me inflan tanto las pelotas como las personas cortas.

¿A qué te referís con cortas, Pato?

No, no los enanos.


No, no los que se sientan en el inodoro y no les llegan las gambas al suelo.


No, tampoco los que saltan para subir al bondi.


Con corta me refiero a muchas cualidades juntas. Son personas tercas, soberbias e ignorantes con pizcas de bobas y paranoicas. Son incapaces de ver más allá de nada, para ellos un poema es una boludez que lo puede escribir un mono con embolia, un cuadro es un estornudo de payaso, un fermento es algo copado, He-man es puto, los partidos de fútbol están todos arreglados y siempre hay una conspiración yankee atrás de todo.
Ellos están siempre seguros que son más inteligentes, más copados y más rápidos que vos. Están siempre a la búsqueda de cómo hacer para darte vuelta lo que decís y quedar como los guachos pistola del lugar. Se relamen buscando alguna frase sarcástica o irónica dado que no la entienden y lo toman literal. Si entran al Mapache no saben ni cómo reaccionar, es como una pieza llena de piernas para un caniche en celo, es lo que estaban buscando, entonces, sin poder controlarse, dejan comentarios como "los caniches prefieren las lámparas de pie antes que las piernas, no te informás antes de escribir?". Pierden totalmente el foco de hacia dónde está dirigido el tema y van por la dirección que más le pinta, como un tachero sordo.
No hay chance de que entiendan una indirecta, y es más, se enojan si se lo decís.

- Ya vengo, voy a despedir un amigo del interior.
- ¿A quién?
- No no... tengo que decargar un archivo ;) (guiño guiño).
- ¿De qué? ¿Qué decís?
- Tengo que echar un inquilino por la puerta de atrás (guiño GUI-ÑO)
- ¿Qué inquilino? ¿De donde? ¿De qué carajo hablás?
- ¡ME VOY A CAGAR LA PUTA MADRE!
- ¿Y por qué no lo decís de una, pajero?
- Andá a cagar.
- ¿No ibas vos? Decidite, no entiendo nada, sos un choto.

Me gustaría ofrecer una solución, algún método para contrarrestarlos, pero son tan pelotudos, que cualquier cosa que vos digas te la van a discutir a muerte, por más que vos sepas que tenés toda la razón terminás zafando porque realmente son más bobos que un gran danés con retraso.

Flaco de otro país: en argentina sólo ahi tontos.
Pato: Aprendé a escribir, tenés que poner "hay".
Flaco de otro país: JAKKJJAKAJAK eres bruto! como puedes decir hay? y con h!
Pato: Escuchame orangután deforme, agarrá un diccionario antes de que el olor a podrido que sale de tu cerebro mate a cuatro personas a tu alrededor.
Flaco de otro país: no soy orangutan, tu eres orangutan.
Pato: Yo tarzán, tu Jane.
Flaco de otro país: de que hablas? eres bruto y no sabes escribir.
Pato: Ni me voy a gastar, ya está, me ganas por cansancio, no puedo discutir con un avestruz lobotomizado. Chau, que te vaya bien en las olimpíadas especiales.

22 feb. 2010

10 Razones por las que el Mate es mejor que el Activia

1_ Un mate podés compartirlo con amigos, en cambio si decís "¿Hacemos un Activia?" te miran como si tuvieras lepra.

2_ Comer un Activia te da el look de vieja constipada.

3_ El mate es mucho más barato y logra una limpieza total bastante más rapido.

4_ El mate es genial para tomarlo en cualquier lado, pelás un Activia cuando están estudiando y te mirarán nuevamente con cara de "¡Que cantidad de lepra que tiene esta vieja constipada!".

5_ El mate es agua caliente con yerba, en cambio, ¿alguien me podría decir qué es el "Acti-regularis?", todo bien, suena a activia y a regularización, pero a mi no me joden, es lo mismo que el L casei defensis (que dice defensis, que suena a defensa, así que debe defender).

6_ ¿Qué tiene de tradicional y argentino tomar un Activia?

7_ Tomando un Activia todos los días "regularizás tu tránsito intestinal", con tomarte un mate medio fresquín una sola vez no vas a tener que preocuparte por el tránsito intestinal por un buen tiempo.

8_ Si te ven comiendo un Activia al toque te sacan la ficha que andás con problemas de descarga.

9_ ¿Enserio te gustaría formar parte del "Plan Desinflate"?

10_ En la página de Activia, cuando explican el Acti Regularis, dicen que es un "fermento". Sí, esa es la palabra que usan, FERMENTO. ¿El mate tiene fermento? NO. Está todo dicho.

- Che ¿Comemos este yogur?
- Mmm, no sé che, no sé si me gusta tanto.
- Pero boludo, ¡tiene FERMENTO!
- ¡Hubieras avisado antes! ¡Esa palabra no suena para nada asquerosa y me da todas las ganas de comerlo! Ahora sí...


Volví, tardé pero volví. Pasa que estaba estudiando porque... ¡me recibí! ¡Soy ingeniero!
Seh, felicítenme.