9 sept. 2015

Un Correntino en Oxford Parte 1: Aplicar y Entrar

Arranco haciendo una especie de introducción a esta magia que voy a empezar a hacer a partir de ahora. Para los que no están al tanto, me aceptaron en la Universidad de Oxford, seh, yo tampoco entiendo qué onda, habrán bajado el nivel no sé, la onda es que me aceptaron y voy a ir a vivir allá. Ciudad cosmopolita mal, gente de todo el mundo y otra cultura que seguro será un viaje. Está bien, no comen perros ni cortan cabezas, pero algún que otro choque cultural habrá (como que no hay yerba? necesito mi mate!), así que un poco la idea es escribir acá para saciar un toque el síndrome de abstinencia de mate, buena carne y piquetes.
Empecé con todo este quilombo el año pasado ya, onda marzo ponele, así que imaginate la anticipación, yo que soy más ansioso que la cola de Cristian Castro me quería matar. Hay un examen que tenés que rendir para entrar que se llama GMAT, una especie de examen de ingreso para el master que quiero hacer. En marzo le entré a los libros de este examen como testigo de jehová a los timbres, en Junio lo rendí y la rompí, como a tu hermana. Rendirlo es un viaje, te pinta la paranoia mal, porque te filman y te graban. Si se te desacomodaba un huevo en el medio del examen te la tenías que comer, como tu hermana, porque ni da quedar filmado metiendo una guitarreada testicular con sonido dolby 5.1.
Terminado eso, me metí con el formulario online. Era de esos que te preguntan el color del papel higiénico que usaba tu abuela materna y esa onda. Se me hizo eterno mal, pero de última era llenar datos que ya sabía/tenía que buscar un toque y estaba. El tema es cuando llegué a los essays, son básicamente textos de unas 500 palabras sobre algún tema que te tiren, tuve que hacer 5... seh, CINCO. Escribir no me jode mucho como verán, pero tiene que ser de algún tema que más o menos te pinte, sino es como querer cagar constipado, por más que hagas fuerza no sale nada. Aparte tenés que escribir todo formal, y yo para la formalidad soy peor que un locro en ojotas, así que se me complicó un poco. Uno era escribir sobre por qué elegí Oxford, ese era relativamente fácil, la careteas por el lado del prestigio y Harry Potter y todo bien, pero había otro que era por qué Oxford tenía que elegirme a mí. Man, ni puta idea. Durante un mes ese essay tuvo cuatro palabras nomás: "Porque soy re capo". Después me puse las pilas, me senté y le entré a dar, escribí una sarta de huevadas que suenan bien pero no dicen nada: "Tengo un gran potencial y la perseverancia necesaria para lograr todo lo que me pongo como objetivo".. faaaaa suena copado eh? Qué es gran potencial? Cuáles son los objetivos? Ni idea, pero de que suena bien no hay duda. 
En el medio tuve que rendir un examen de inglés para certificar mi nivel. Una cosa es que hables inglés y otra muy distinta es que un tipo grande con traje y corbata desde alguna universidad re capa diga que hablas inglés, a ese le creen más. Así que fui, rendí y nuevamente, como a tu hermana, la rompí.
Completé todo y lo mandé. La idea era que en unas dos semanas aprox me iban a decir si pasaba a la etapa de entrevistas o si novemolovago. Esas dos semanas fueron un sufrimiento abismal para mis uñas, las reventé, no sé como tengo dedos todavía. Después de caminar por las paredes con el culo lleno de pasto por dos semanas llegó el mail: "Congratulations! You have been selected for interview!" que es básicamente un "Bien ahí mi gente! Pasaste el primer filtro! yiiiiiiyuuuu (sapucay)" Coordiné la entrevista para la semana siguiente y ahí me tiraron la posta sobre la persona que me iba a entrevistar. Era la McPapi de las entrevistas, había entrevistado a todo el mundo para puestos salvajes en multinacionales re locas que usan mucho la palabra proactividad y performance. Bastante intimidado, esperé que llegue el día. La entrevista era como a las 8 am, yo me levanté a las 5, me dormí de nuevo y después abrí los ojos a las 6 y media, madrugué dos veces cosa que dios me ayude el doble. La onda era por Skype, igual me puse el traje entero, no me va esos que le clavan traje y boxer porque la cámara no toma de la cintura para abajo, por si las moscas. Se conectó la señora, imaginate una vieja inglesa que sirve un te con galletitas a las 5 de la tarde con una tetera de porcelana con flores pintadas a mano, te hiciste la imagen? bueno así, exactamente así era y así hablaba. Una capa eh, me hizo cagar de risa y me hizo soltar de una, no es que me cuesta mucho agarrar confianza, pero esta mina la tenía clara. Charlamos como una hora y terminó con el clásico: "bueno, se pondrán en contacto con vos". Y de nuevo lo mismo, ansiedad, uñas, pasto en el culo, caminar por paredes, etc etc hasta que llegó el día en el que tenían que mandarme el mail por sí o por no. En algún momento al mediodía debería llegar el mail, desde las 11 am le estaba dando duro al F5 sabes como a quién? sí, esa misma. Hasta que a eso de la 1 cae el mail, básicamente decía "Estás adentro papaaaaaaaaaaaa, bien ahiiiiiiiiii" pero en inglés y un toque mas formal.
Ya estaba adentro, ya está. Pero ahí arrancaba otro quilombo: Visa, College, lugar para vivir, etc etc que quedan para la parte dos que la tiro en algún momento en la semana que viene, o no, andá a saber.

2 comentarios:

Tinogreco dijo...

Solo resta decir: Come on my people!!!
Going up the laggers!!

Tinogreco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.